Each depositor insured to at least $250,000 per insured bank



Inicio > Protección de los consumidores > Educación financiera > Historias de éxito de Money Smart - Primavera de 2010





Historias de éxito de Money Smart - Primavera de 2010

Skip Left Navigation Links
<
0
Pagina de inicio de Money Smart
Money Smart para adultos
Money Smart para jóvenes
Enseñanza con soporte informático
Red de Podcast de Money Smart
Programa de capacitación de instructores
Noticias de Money Smart
Solicite Money Smart
Miembros de la Alianza
Un enfoque en…
Publicaciones y otros recursos
Comunicados de prensa
Contactos
En inglés

Nuestras historias de éxito más recientes: Enfoques diversos en el uso de Money Smart

La FDIC a menudo recibe noticias de sus socios de Money Smart de todo el país sobre cómo emplean nuestro programa para enseñar a las personas los conceptos básicos de cómo administrar su dinero. En honor al Mes de Educación Financiera en abril, este volumen de nuestra serie de "Historias de éxito" en el boletín de Noticias de Money Smart analiza cómo las organizaciones públicas y privadas están usando distintos enfoques para enseñar educación financiera.

Por ejemplo, Luke W. Reynolds, Director de la Sección de Extensión de Programas Comunitarios de la FDIC, destacó el uso de incentivos por parte de los educadores como algo que "ayuda a motivar a los consumidores a dar sus propios pasos después de un taller de Money Smart, ya sea al abrir una cuenta de depósito o a comprometerse a un objetivo de ahorro".

Mencionó los logros de la Campaña para Familias Trabajadoras (CWF), una organización sin fines de lucro en Daytona Beach, Florida, que utiliza Money Smart para ayudar a familias trabajadoras de ingresos bajos y moderados en los condados de Volusia y Flagler a alcanzar sus objetivos financieros. Con la ayuda de la Fundación Annie E. Casey, CWF ofreció, a lo largo año fiscal más reciente (julio de 2008 a julio de 2009), un número de incentivos a las personas que participaban en su curso Money Smart. Cada una de las 93 personas que realizaron 8 de los 10 módulos recibieron un Bono de Ahorro de los EE.UU. de $50 dólares. De los 93, 33 alcanzaron su objetivo de ahorro de seis meses y recibieron un segundo Bono de Ahorro de $50. Los 33 habían ahorrado $22,354 durante ese periodo de seis meses, un logro excelente puesto que la mayoría no tenían ningún objetivo para ahorrar dinero antes de tomar las clases.

Irma Matias, Especialista en Programas Comunitarios de la FDIC, destacó que "la educación financiera puede beneficiar a todos, sea cual sea su nivel de ingresos, bajo o alto". Matias puso como ejemplo a Carol, quien participó en la clase de Money Smart de enero de 2010 en CWF, y dijo que había aprendido que "lo importante no es cuánto dinero ganas, sino cómo lo gastas. Creo que todo el mundo debería tomar esta clase. Hay gente en mi clase que gana mucho dinero y gente que vive de un día para otro. La clase nos hace más conscientes de lo que hacemos con nuestro dinero y de si hemos ahorrado suficiente".

La educación financiera también se puede usar para ayudar a las personas que no tengan apenas ingresos, pero que aún así necesiten aprender a gestionar su dinero de la forma más básica. Desde diciembre de 2008, el distrito de Carolina del Sur de la Oficina de Libertad Condicional de Estados Unidos ha colaborado con el banco Carolina First Bank en Greenville para ofrecer clases de Money Smart a los infractores, con el fin de prepararlos para gestionar su dinero mientras realizan la transición al mundo laboral. Con cada curso de entre seis y ocho semanas, los directores del banco ofrecen su tiempo para dar clases en combinación con los funcionarios de prisiones. A 26 de marzo de 2010, un total de 100 infractores se ha graduado de las clases. "Nos involucramos con los infractores incluso cuando están en los hogares de reinserción para darles esta información tan valiosa antes de ser puestos en libertad", comenta el Funcionario de Libertad Condicional de EE.UU. en Greenville.

Se anima a los participantes a que hagan cosas positivas, como abrir una cuenta corriente o de ahorro, o revisar su informe crediticio pensando en lo que pueden hacer para mejorarlo. "El programa también permite a los participantes cualificados depositar dinero en una cuenta de ahorro que será equiparado por un fondo especial", añade Anderson. "Con el programa que hemos desarrollado en Carolina del Sur, la equiparación es 3 a 1, lo que significa que para cada dólar que ahorran, los participantes contarán con otros 3 dólares que pueden usar para comprar una casa, abrir un pequeño negocio o pagar por una educación superior. La intención es ayudar a las personas con medios modestos puedan que establezcan un ritmo de ahorro regular y, en última instancia, que alcancen la independencia financiera".

Irma Matias, de la FDIC, agregó que "independientemente de cómo se ofrezca la educación financiera, es de gran ayuda para las entidades que no son bancos que se asocien con instituciones financieras".Compartió los comentarios del Funcionario de Libertad Provisional de EE.UU. David Harrison de la oficina de Charleston: "Algunas de las cosas más importantes que se presentaron vinieron de los representantes de Carolina First, quienes dieron testimonio de algunos de sus errores financieros cometidos en el pasado", dijo David. "Esto ayudó a los demás participantes a sincerarse con respecto a sus propios errores financieros, y reconocieron que todos estos errores se pueden superar".

Reynolds reconoció que los comentarios de Harrison y de otros maestros de Money Smart también "nos enseñan lo importantes que son las historias de la vida real y cómo al compartir experiencias podemos ver las lecciones de manera más realista, comprensible y práctica".Como otro ejemplo, Robin Arcus de los Servicios de Asesoramiento Crediticio para el Consumidor en Durham, Carolina del Norte, quien ha estado dirigiendo talleres mensuales durante los últimos 3 años, observó que "los participantes aprenden más cuando son ellos quienes hacen las preguntas... y siempre se les ocurren buenas preguntas".

Otro programa de gran éxito es Houston Reads (en español, Houston lee), una organización que ofrece servicios gratuitos de educación a adultos y sus familias. Houston Reads enseña a los estudiantes en las universidades locales a dar clases de educación financiera, y ellos, a su vez, organizan talleres y clases de educación financiera para los estudiantes de inglés y de GED (el programa de educación general).

Por último, aquí tiene algunas ideas que comparte con nosotros David Conrad, Presidente y CEO de The Citizens National Bank en Putnam, Connecticut, sobre cómo educar a los jóvenes. Observó que después de hablar sobre finanzas personales con aproximadamente 300 alumnos de secundaria, "me quedó muy claro que la Generación Y necesita gratificación instantánea. Con demasiada frecuencia encontramos que la atracción de las tarjetas de crédito atrapa a la gente joven camino de la universidad en un remolino financiero difícil de escapar". Conrad agrega que su banco ha tenido un "éxito fantástico" con los talleres y pone énfasis en la importancia de construir una relación bancaria a una edad temprana. Conrad recomienda a otras instituciones financieras a que hablen con escuelas para hacer lo mismo.

Para ver otras ideas sobre técnicas y centros para ofrecer educación financiera en su comunidad, por favor, visite nuestro sitio Web en http://www.fdic.gov/consumers/consumer/moneysmartsp/index.html

Lea más historias de éxito de Money Smart (Lea más.)


Para asistencia o información sobre cómo usar el programa de educación financiera Money Smart, póngase en contacto con su Oficina de Programas para la Comunidad de la FDIC.




Última actualización 16 de abril de 2010 MoneySmartNews@fdic.gov